El Ateneo de Teguesteen Tenerife, acogió la pasada semana una interesante charla debate a cargo del Médico y Nefrólogo Benito Maceira que,  usando el hilo conductor de tan irónico titular contó la realidad de Canarias como líder nacional en mortalidad por infartos de miocardio, así como en la incidencia de colesterol e hipertensión arterial, todo ello aparejado a gran número de enfermedades renales graves y la escandalosa incidencia de diabetes y otras complicaciones, aparejadas a la trágica obesidad que padecen las islas causada principalmente por la mala alimentación de los canarios.

En palabras del propio Maceira, él mismo se sintió angustiado por este panorama y decidió tomar la iniciativa de estudiar el problema creando y llevando personalmente una consulta específica para estos enfermos. Muy pronto resultó evidente que el factor de riesgo más importante para padecer estas enfermedades era la minusvalía social y que la locomotora que arrastraba este desolador convoy de sufrimiento humano era, muy probablemente, la trágica obesidad que padecen las islas.

Mi escape de la Nefrología convencional se completó con la investigación de las causas por las que las clases menesterosas sufren mucho más estas patologías y porqué siendo estas perfectamente prevenibles, la prevención de las mismas es prácticamente inexistente. Hoy me considero mucho más útil convertido en un modesto y molesto predicador de la salud”, afirmó Benito Maceira.