Destilerías Ron La Aldea presenta la ginebra exclusiva del Isla Bonita Love Festival: Duality Love

El Centro Comercial El Muelle, situado en Las Palmas de Gran Canaria, acogió durante la pasada semana la presentación de la ginebra exclusiva del Isla Bonita Love Festival denominada “Duality Love”.

El evento, presentado por Roberto Herrera, contó con la asistencia de medio centenar de influencers, bloggers, empresarios y medios de comunicación interesados en conocer de primera mano el producto creado desde cero por Destilerías Ron La Aldea.

A la presentación acudió también el Consejero de Promoción Económica del Cabildo de La Palma Jordi Pérez, quien recalcó la importancia de la implicación del sector empresarial mediante iniciativas como la creación de un producto elaborado íntegramente en La Palma. “Hoy presentamos algo más que una ginebra, presentamos y exponemos ante el mundo un producto pensado y elaborado íntegramente en La Palma gracias al talento y la creatividad de una empresa pionera como Destilerías Ron La Aldea, hecho que repercutirá directamente en la economía de nuestra isla” aseguró.

Jose Quevedo, dueño de Destilerías Ron La Aldea, explicó la razón de ser de un producto confeccionado con el objetivo de trasladar al mundo entero una combinación de botánicos de gran calidad provenientes de La Palma. “Duality Love es una ginebra elaborada al más puro estilo “High Blending” en la que el maestro mezclador combina minuciosamente un espectáculo de botánicos de gran calidad procedentes de la isla bonita, obteniendo un producto totalmente exclusivo que se podrá adquirir en toda España”.

Destilerías La Aldea

Desde 1936, la familia Quevedo ha sabido mantener vivo el espíritu de una tradición centenaria, heredada por sus Maestros Roneros. Hoy, cuatro generaciones después, sigue vivo ese espíritu que hace de nuestro apellido y de nuestros rones, símbolos de calidad indiscutible.

La Palma es el escenario perfecto donde naturaleza, historia, cultura, tradición, artesanía y calidad, se unen en perfecta armonía. Aquí nacen nuestros rones, entre la calidez de nuestras gentes, el aroma de la caña de azúcar recién cortada, la suavidad de nuestro clima, el verdor de nuestras montañas, la pureza de nuestras aguas y la inagotable brisa del océano Atlántico.

Nuestros valores: artesanía, maestría, familia y tradición.