Imprimir Receta
POLLO ASADO CON MANZANAS Y SETAS
Plato Pollo
Cocina Mediterránea
Tiempo de preparación 45 Minutos
Raciones
Personas
Ingredientes
Plato Pollo
Cocina Mediterránea
Tiempo de preparación 45 Minutos
Raciones
Personas
Ingredientes
Instrucciones
  1. Limpiamos el pollo, retirando los restos de plumas y los trozos de grasa que pueda tener. En una cazuela amplia calentamos un dedo de aceite de oliva virgen extra. 
  2. Doramos los trozos de pollo en el aceite a fuego medio, salpimentamos y les damos la vuelta de vez en cuando.
  3. Mientras tanto, picamos las setas en trozos pequeños. Cuando los trozos de pollo hayan cogido color por ambos lados los retiramos del aceite con una espumadera. Echamos las setas en el mismo aceite y las removemos hasta que dejen de verse crudas (al igual que con el pollo, no hay que freír completamente sino únicamente dejar que cojan color)
  4. Picamos la cebolla en trozos pequeños y los extendemos sobre la bandeja del horno. 
  5. Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en láminas lo más finas posible, las colocamos sobre la cebolla y añadimos un buen chorro de aceite de oliva Virgen.
  6. Colocamos las piezas de pollo con espacio entre ellas para que se hagan bien y cubrimos los huecos con las setas y el aceite en el que las hemos dorado. Con la ayuda de una cuchara, vertemos vino por encima de toda la bandeja
  7. Con el horno previamente caliente, debe estar precalentado a 190 º C horneamos durante 45 minutos en la bandeja del medio con temperatura arriba-abajo y aire.
  8. Cada 10 minutos damos la vuelta al pollo y a la guarnición, añadiendo vino blanco si se ha secado en exceso. Los últimos 10 minutos vamos a tostar la piel del pollo y que quede súper crujiente, subimos a 200º o 210º C. Antes de servir el pollo lo dejamos reposar fuera del horno tapado con un poco de papel de aluminio durante 10 minutos. Este reposo le dará un punto especial.
  9. Mientras horneamos el pollo preparamos un sencillo arroz blanco.
  10. Servimos en una fuente: Primero la cama de manzana y setas y, encima, los trozos de pollo, sobre los que vertemos un poco de salsa con la ayuda de una cuchara.