La empresa tinerfeña Salazones y Pescados El Cayuco ha cerrado un primer pedido de muestra de pescado a Corea del Sur. Este es el resultado que presenta esta empresa del Puerto de la Cruz que recientemente se trasladó al país asiático en el marco de una misión comercial directa organizada por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife incluida en el Plan Internacional de Promoción (PIP), que está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Cabildo de Tenerife.

Esta no es la primera vez que Salazones y Pescado El Cayuco cierra con éxito un negocio en el exterior. Hace ya 10 años inició su proceso internacionalización participando en una misión comercial a Senegal. El resultado no puede ser más gratificante, ya que hoy en día, la compañía cuenta con dos fábricas procesadoras de pescado en el país africano con capacidad para 50.000 kilos de producto, desde donde hacen envíos continuos a Canarias y a la Península. En lo que va de año, esta empresa ha comercializado cerca de 100.000 kilos de pescado y más de 200.000 kilos de pulpo a la Península, producto que está experimentando una fuerte demanda en todos los mercados.

Crístofer Dévora, administrador de la firma, se muestra confiado en que este primer envío será confirmado y que a continuación se llevarán a cabo operaciones regulares de venta de contenedores de pescado desde Tenerife a Corea del Sur, a los que se podrían añadir otros productos. En esta línea, comentó que entre sus planes más inmediatos está abrir una nueva línea de negocio en Tenerife, ya que será necesario hacer adaptaciones en los productos que se quieran exportar para cumplir con las demandas coreanas.

Tras esta nueva expansión, el empresario tinerfeño confirmó su interés por participar en varias de las misiones comerciales que realizará la Cámara de Comercio a varios países del continente americano en 2019.

El Plan Internacional de Promoción es un programa de apoyo a las pymes que quieren iniciar su salida al exterior. Está organizado por la Cámara de Comercio de España y ejecutado por la Cámara de Santa Cruz de Tenerife y cuenta con financiación de la Comisión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Cabildo de Tenerife.

Gracias a este incentivo, las empresas canarias pueden participar en misiones comerciales y obtener el reembolso de hasta el 85% de los gastos principales de la actividad promocional, como es el billete de avión, el alojamiento y la confección de la agenda de trabajo.