Cada español consume de media 269 gramos diarios de frutas y verduras, un 40% menos que en 1964, según un reciente estudio de la Fundación Española de la Nutrición.

Entre las causas de este descenso está la disminución general de la población y la asociación de estos productos a un consumo engorroso e incluso aburrido. No obstante, el creciente interés por la vida saludable, los productos novedosos o el aumento de vegetarianos y veganos podría hacer que esta tendencia revierta.

 La naranja es la fruta que más triunfa hoy en día en los hogares, mientras que el tomate reina entre las hortalizas.