Se trata de uno de los productos típicos de la gastronomía isleña

Canarias cuenta con tres Denominaciones de Origen para este producto

Las queserías de Canarias elaboran anualmente 17.000 toneladas de queso para satisfacer el consumo local, que supera a la media nacional en dos kilogramos.

De hecho, el Archipiélago es la región española con mayor consumo por habitante y año.

Las Islas cuentan con tres Denominaciones de Origen Protegidas: el Queso Majorero, que es el primer queso de cabra del país que consiguió la DO; el Queso Palmero, que es el que posee mayor peso de España, con hasta un máximo de 15 kilogramos; y el Queso de Flor de Guía/ Queso de Media Flor de Guía / Queso de Guía, de los pocos de cuajo vegetal que existen en Europa.

Isidoro Jiménez, maestro quesero y técnico del Gobierno de Canarias asegura que “somos siete islas para siete mundos de quesos distintos, con una vegetación repleta de endemismos que, al final, es lo que comen los animales y es lo que nos va a dar el tipo de leche”. “El clima también cuenta, porque los animales que hacen pastoreo están todo el año sueltos”, añade.

La mayoría de los quesos canarios se elaboran, principalmente, con leche de cabra y se destinan al mercado interior. Sin embargo, la singularidad y calidad del producto hace que cada vez sea más demandado fuera de nuestras fronteras.

Asimismo, su calidad está siendo reconocido con importantes premios a nivel regional, nacional e internacional, como el conseguido por el queso curado de mezcla de Bolaños Fontanales, que obtuvo la medalla de plata en el último campeonato de España.

En el Archipiélago también se premia a los mejores quesos: en la edición de este 2018 del Concurso Oficial de Quesos Agrocanarias 2018, Cortijo de Caideros se llevó el premio al Mejor Queso de Canarias 2018.