A nadie le es ajeno que la comida típica cubana nace de la influencia de platos africanos, árabes, chinos, portugueses y, principalmente, de la cultura gastronómica española, en una mezcla que solo puede ser posible en esa isla, ya que a lo largo de los tiempos, esta mezcla le ha conferido un toque especial y único a los más exquisitos manjares de Cuba, que han enamorado a millones de visitantes foráneos, dejándoles un recuerdo difícil de borrar y las ansias de volver a degustarlos.

Pero sin duda alguna es la permanencia de la cocina canaria – por la importancia en la emigración a este país –  con sus sabores irrepetibles repartidos en todo el Archipiélago e incluso únicos de cada isla quien da una especial impronta a la cocina cubana.

Es por eso que la cadena hotelera Meliá Hotels & Resorts Cuba organizó el pasado mes de marzo en el Hotel Tryp Habana Libre, unas Jornadas Gastronómicas Canarias, presentadas en forma de menú típico de nuestras islas de la mano del Chef canario Américo Conejo, quien recreó nuestra gastronomía en un menú de siete platos como fueron Tostadas con Almogrote, Potaje de Berros al estilo de La Gomera, Filetes de Pargo encebollados con batata, Conejo en Salmorejo canario de Chimiche acompañado con costillas saladas, papas arrugadas y mojo de cilantro, Mouse de Gofio con Miel de Palma y Almendras, un Flan de arroz y por último una Crema de Chocolate y Yogurt.

En palabras del Chef Conejo, estas jornadas demostraron que la cocina canaria ““son platos simples pero cuya complejidad se nota en el sabor” al tiempo que se mostraba satisfecho, ya que a su juicio “hemos conseguido elaborar un menú manteniéndonos fieles a los sabores tradicionales de la cocina canaria”.

La cocina canaria vista desde Cuba

La gastronomía de las Islas Canarias destaca por la sencillez a la hora de confeccionar los platos, pero también por la complejidad de los sabores mezclados.  Constituye un importante elemento de la identidad cultural del pueblo canario y es catalogado como variada, rica en ingredientes, y  famosa por la gran utilización de los productos de la tierra y el mar de las islas.

Dicha gastronomía está influenciada por otras cocinas, sobre todo por la herencia de los guanches y la influencia de la gastronomía latinoamericana, especialmente de la venezolana.