La historia del Barraquito varía en algunos aspectos de un lugar a otro.

Pero todos ubican su origen en el bar ‘Imperial’ junto a la Plaza de Toros de Santa Cruz de Tenerife. Se dice que un señor apodado “barraquito” desayunaba diariamente en este bar y pedía un café cortado largo con leche condensada en vaso largo, un vasito de “licor 43″, una corteza de limón y un poco de canela molida. Como cliente habitual, en cuanto lo veían entrar al bar, empezaban a prepararle lo que hoy en día es el delicioso Barraquito.

Otras historias lo sitúan en otro bar emblemático ‘Los Paragüitas’, también en Santa Cruz de Tenerife. Por otro lado, se cuenta también que el “Barraquito” fue inventado por el D. Manolo Grijalbo, camarero de un bar situado frente a la marquesina del Puerto de Santa Cruz, que se había convertido en lugar de reunión de artistas y empresarios.

Esta costumbre no ha llegado a las cartas de los bares en península pero si se ha extendido ya por todas las islas …

Receta

Primero, en un vaso largo de los de vino, echamos un poco de leche condensada. Más tarde un chorrito de licor, café y leche natural hasta completar el vaso, espolvoreamos un poco de canela y una rodajita pequeña de cáscara de limón.

En algunos locales se suele servir con espuma o nata montada. Es casi una costumbre diaria que los canarios hemos adoptado y que sin nuestro barraquito mañanero nada sería lo mismo.

Ingredientes:

  • Leche natural
  • Leche condensada
  • Café
  • Canela
  • Corteza de limón
  • Canela en polvo
  • Licor 43

Jesús Hernández Arteaga

Jesús Hernández Arteaga

Técnico Superior en Restauración

Profesor de Servicios de Restauración en el IES Jandía, Fuerteventura. Profesor  Técnico de Formación Profesional, Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.