Más de un millar de personas han disfrutado, el pasado viernes 1 de diciembre, de la Noche de Vinos celebrada en la plaza Pérez Galdós de Arguineguín, como actividad previa a la III Feria del Aguacate, que tuvo lugar el domingo en el mismo recinto.

Parejas, familias, grupos de amigos y turistas fueron los principales interesados en conocer las novedades de los vinos canarios que se degustaron, acompañados de productos típicos de la tierra ofrecidos por varios restaurantes y la asociación de reposteros, panaderos y cocineros Mojo Picón.

En un ambiente amigable que invitaba al diálogo y al encuentro, con música de fondo para animar la noche, las tapas de queso, tortillas, empanadillas y empanadas, arepas, pata de cerdo y demás platos sabrosos se convirtieron en el complemento ideal para maridar con las variedades de vinos tintos, rosados y blancos. Las bodegas participantes fueron: Hinojo, Mondalón, Lava, Mayor Monzón, Eidan, La Higuera Mayor, Volcán, Castaño, Belianda y Mogaren.

Entre los visitantes, Mari Pino destacó la afluencia de público y una variedad de comida “muy exquisita”. Eustaquio, que ha asistido acompañado de su pareja desde Las Palmas de Gran Canaria se ha llevado una impresión “bastante grata”, porque hay bastantes puestos donde probar las distintas variedades de vinos.

Por su parte, Octavio, residente en el municipio se ha mostrado “encantado” de esta iniciativa que “debería repetirse con más frecuencia porque se ha convertido en un punto de encuentro agradable”.

Para los turistas y residentes extranjeros consultados la iniciativa es muy positiva aunque también algunos que repiten, les parece idóneo la instalación de la muestra cerca de la Playa de las Marañuelas. “Is fantastic”, indicó Adeline, una de las turistas asistentes que señalaba su camisa con la frase “I Love Arguineguín”.

Que se atrevan a probarlos

Vanesa Santana, gerente del Consejo Regulador de la Denominación Origen Vinos de Gran Canaria, resumió los municipios que forman parte de la exhibición: Santa Brigida, Valsequillo, Telde y Las Palmas de Gran Canaria, entre otros, “que son un ejemplo de las bodegas de Gran Canaria”.

Asimismo, indicó que muchos de los vinos que se ofrecen en el encuentro pertenecen a la cosecha de 2016, “recién embotellados y frescos”. Santana ha recordado que los asistentes degustan sus variedades en “un encuentro que no es un botellón, sino una feria gastronómica”.

Buscamos que los ciudadanos se conviertan en embajadores de nuestros productos locales, que consuman, que se atrevan a probarlos”, ya que el perjuicio de consumir el vino local debe desaparecer.

Éxito

Por su parte, el concejal de Desarrollo Rural, Ernesto Hernández, ha subrayado la alta participación durante la noche, la calidad de los vinos y productos que han probado los asistentes.

El acto se enmarca en la III Feria del Aguacate que tuvo lugar este domingo en el mismo lugar, una feria que ha aumentado los días de actividades, donde uno de los elementos principales en todos los actos es el aguacate, señaló.

En este sentido, la feria que se inició con tan solo 500 euros presupuesto, se ha convertido en un “éxito absoluto” y puso como ejemplo la primera edición donde se acabaron los aguacates a las 11:00 horas, o la segunda donde el número de piezas aumentó a los 5.000 kilos.

wineinmoderation_940x125movimiento_vino_banner