Hoy tiene lugar la celebración del Día Europeo del Enoturismo, iniciativa esta auspiciada por la Red Europea de Ciudades del Vino (RECEVIN) y liderada en nuestro país por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN)

Tradicionalmente en las zonas vitivinícolas de nuestro entorno cultural tras la vendimia da comienzo la temporada alta de enoturismo, ya que al finalizar la recolección de uva es el momento idóneo para ello, pues las bodegas se encuentran en plena actividad iniciando un año más el proceso de elaboración del vino. Si a esto se une una amplia y variada oferta de actividades y propuestas complementarias para acercar al visitante el mundo y la cultura del vino, y que a su vez ponga en valor las grandes riquezas paisajísticas, patrimoniales, sociales, económicas y culturales vinculadas a los territorios vitivinícolas, tendremos más que justificado el disfrutar de una experiencia como la del enoturismo.

El enoturismo o turismo del vino ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad en nuestro país sin que en Canarias, con el potencial que para desarrollarlo tiene, haya arrancado significativamente aún.

El sector vitivinícola canario, el turístico y las administraciones implicadas deben iniciar sin dilación procesos exploratorios orientados a la innovación de este modelo turístico, transformándolo y adaptándolo a nuestra realidad, adaptando nuestros territorios al mismo y desarrollándolo mediante experiencias de base artística y cultural que los complementen, de tal manera que hagan evolucionar por inercia a todo el sector. Es decir, innovar en los modos de innovar.

El turismo del vino en Canarias debe tener una conciencia medio ambiental, al estar nuestra población muy concienciada socialmente en este aspecto; debe fomentar la localización geográfica de nuestros vinos como valor seguro de diferenciación; debe contribuir a abrir líneas novedosas de investigación en viticultura, enología, imagen y marcas; debe hacer campañas conjuntas tendentes a la promoción interna y externa; debe asegurar la estabilidad de los mercados, garantizando sistemas que permitan precios dignos de la uva para que no se tengan que vender los vinos canarios a precios indignos y debe fomentar el asociacionismo del sector, realizando campañas de promoción conjuntas y estrategias comerciales unificadas en su concepto.

Integrar nuestros municipios, como ya lo estuvieron es su día algunos de la isla de Tenerife, en el programa estatal de Rutas del Vino de España, un producto turístico apoyado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, permitiría descubrir a los turistas que nos visiten experiencias únicas a través de territorios vitivinícolas como el nuestro, en base a un concepto de turismo basado en la cultura del vino.

Según un estudio realizado en el año 2013 por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN), entre las motivaciones que impulsan a los visitantes a acercase a territorios enoturísticos como de los que en Canarias disponemos destacan la calidad de los vinos, las visitas a bodegas (48%) y la gastronomía (44,9%), seguidos por el conocimiento de la cultura y el patrimonio vitivinícola y las actividades de tipo cultural (31,8%), siendo el gasto medio diario de este tipo de turista de 85,4€ y la estancia promedio de 2,1 días.

Muchos de nuestros pueblos y ciudades en todas y cada una de nuestras islas, al estar situados en el corazón de comarcas que engloban alguna de nuestras once Denominaciones de Origen, pueden potenciar el desarrollo del enoturismo como fuente de riqueza al ser ésta una actividad transgeneracional consumida por todas las franjas de edad, tal y como lo es el perfil de nuestros visitantes, poniendo en valor nuestra variada oferta gastronómica así como reforzar los recursos patrimoniales y culturales de los que disponemos en nuestro Archipiélago.

El enoturismo es una forma complementaria de ayuda al sector vitivinícola que se ha visto en los últimos años con dificultades para dar salida a su producción, y por otro lado servir de motor económico para el sector turístico y de servicios en Canarias, porque aporta un valor añadido al mismo y contribuye no solamente a afianzar a los visitantes que hemos fidelizado a lo largo de años, sino también a captar nuevos turistas.

Alfonso López Torres

Alfonso López Torres

Director Gerente DOP Islas Canarias - Canary Wine

Hasta julio de 2015 fue Director General del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) en el Gobierno de Canarias. Articulista en numerosos medios de comunicación del Archipiélago, tanto digitales como escritos, siendo colaborador fijo de El Día y La Opinión de Tenerife y de diversos blogs, así como también participa y colabora en numerosos medios radiofónicos, en tertulias y espacios de opinión.