Según datos de Just Eat, los pedidos de comida a domicilio de sopas frías y gazpachos aumentaron un 500% en esta época del año

La compañía ha observado un incremento de hasta un 26% en el consumo de ensaladas en el último mes.

Las preferidas de los españoles son la china, césar, mixta y de pollo

Estamos en pleno verano y eso se nota también en la alimentación. Con el calor, los españoles se decantan por platos ligeros y frescos, reduciendo el consumo de productos calóricos y pesados.

El cuidado de la alimentación mejora en esta época del año, un período en el que aumentan los pedidos de platos saludables. Según datos de Just Eat, los pedidos de comida a domicilio de sopas frías y gazpachos han registrado una gran subida durante el verano, con un consumo hasta un 500% mayor que en meses anteriores. El gazpacho tradicional andaluz es el plato más pedido dentro de esta categoría, aunque también es tendencia su versión con sandía.

Sin embargo, si hay un plato saludable que destaca entre los más pedidos durante el verano, este es la ensalada. La compañía ha observado un incremento de hasta un 26% en el consumo de ensaladas en esta época del año. Las más consumidas por los españoles son, por orden, la ensalada china, césar, mixta y de pollo. Le siguen de cerca opciones más exóticas como la ensalada de algas y de wakame, que superan en pedidos a la caprese, de pasta o de atún y que es prueba del auge de la cocina oriental entre los españoles.

En esta línea, cabe destacar el crecimiento registrado por la cocina japonesa y china en los últimos años. De hecho, la cocina asiática es la opción preferida por los usuarios de Just Eat, una tendencia que se mantiene también en los meses de verano. En este caso, los españoles se decantan por los platos más ligeros dentro de este tipo de cocina, entre los que destaca el consumo de arroz tres delicias y la ensalada china.

De acuerdo con los datos del último informe sobre consumo de alimentación en España publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los españoles se preocupan cada vez más por llevar una alimentación sana. De hecho, el consumo de productos frescos, como las frutas y verduras, aumentó un 41% en 2016 y el presupuesto destinado a este tipo de alimentos creció un 44,1%. La comida sana es una tendencia al alza entre los españoles y, de acuerdo con los pedidos de comida a domicilio, el verano es la estación más propicia para ello.