Más de un millar y medio de vecinos atraídos por una novedosa feria de cervezas artesanales canarias disfrutaron del evento cultural organizado por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana en la Plaza Pública de El Tablero

La Plaza Pública de El Tablero acogió este sábado la celebración del II Sueño de una noche de verano, un evento lúdico y festivo organizado por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana para dinamizar la vida sociocultural de los vecinos y la actividad empresarial del pueblo.

Promovido por el área municipal de Cultura y Acción Social, dirigido por la primera teniente de alcalde, Elena Álamo Vega, el evento cultural incorporó este año como actividad novedosa y promocional la primera Feria de Cervezas Artesanales de Canarias, en cuya organización se implicó la Asociación de Vecino El Tablero 2016.

Más de 1.500 vecinos y también turistas disfrutaron del evento, que arrancó a las seis de la tarde con una sonora batucada y finalizó a la una de la madrugada de este domingo, teniendo como protagonistas de escenario al grupo de pop canario Playa Coco y a los DJs locales de Ochentour.

La incorporación de la primera feria de cervezas, que contó con la participación de siete fabricantes artesanales de Gran Canaria y Tenerife, contribuyó al éxito de este evento cultural que el Ayuntamiento está promoviendo desde hace dos años a comienzos del mes de julio para dinamizar la vida social, cultural y empresarial del pueblo.

En el desarrollo de la feria cervecera, los productores de Alto Palato, Chutney, Drago, Fiera, Jaira, Tacoa, Tierra de Perros y Víva Canarias ofertaron cerca de  1.100 litros de sus cervezas de elaboración doméstica a precios populares de entre uno y tres euros.

Los cerveceros, que lograron vender cerca del 70% de sus existencias, se mostraron muy contentos con el evento, y se mostraron dispuestos a repetir la experiencia en próximas ediciones porque contribuye al conocimiento y promoción de sus productos.

En la muestra se dieron a conocer cervezas genuinas de tipo rubia, tostada, negra y roja,  elaboradas con alrededor de 30 estilos diferentes, pero todas de forma natural, sin colorantes ni conservantes y utilizando únicamente los cuatro ingredientes básicos: malta, agua, lúpulos y levadura.

Para acompañar al paladar de las cervezas, los miembros de la Asociación de Vecinos prepararon con arte casero dos patas de cochino asadas, y dos calderos grandes de ropa vieja y de carne en salsa, una quincena de tortillas y otra quincena de pizzas, que vendieron también a precios populares y se agotaron completamente en el desarrollo de la velada.