Las actividades se enmarcan dentro del compromiso de las Denominaciones de Origen Ycoden Daute Isora e Islas Canarias – Canary Wine con el sector vitivinícola de Tenerife y de Canarias

En su apuesta continua por la formación y por el desarrollo del sector vitivinícola de Tenerife y del Archipiélago, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ycoden Daute Isora en colaboración con la DOP Islas Canarias Canary Wine, acoge de nuevo esta semana, en la Sede del Consejo Regulador, dos nuevas actividades formativas de libre asistencia y carácter gratuito.

La primera de ellas tuvo lugar el pasado Lunes, bajo el título “El misterio de los vinos de Jerez y de Montilla” y fue impartida por Francisco del Castillo García, Enólogo, Profesor de Sumilleres y Experto en Análisis Sensorial de Vinos y otros productos agroalimentarios, así como Master en Viticultura y Enología por la Universidad Politécnica de Madrid.

Hoy Miércoles tendrá lugar el segundo curso, que titulado “El papel del sumiller en el panorama actual de la Gastronomía en España” impartirá Mario Reyes, Sumiller y propietario de la Enoteca El Zarcillo. Reyes, que es miembro del Comité de Cata de la Denominación de Origen Vinos de Gran Canaria, ha sido ganador de numerosos concursos de cata de vinos a nivel nacional, y vive por y para el vino a través del desarrollo de sus múltiples proyectos.

Este tipo de actividades formativas, con ponentes de primera línea mundial, se enmarcan en el compromiso continuo, claro y decidido de las Denominaciones de Origen Ycoden Daute Isora e Islas Canarias con el sector vitivinícola en su formación continua, además de ser una herramienta muy eficaz para acercar a los asistentes al conocimiento de la historia, cultura y proyecto vinícola englobado en el concepto Canary Wine.

Denominación de Origen Ycoden Daute Isora

La tradición vitivinícola de Ycoden Daute Isora es consustancial con la propia historia de las Islas y ha condicionado las costumbres, el paisaje, la historia, el arte y la cultura de la zona. El esfuerzo común de los viticultores que luchan cada día por mantener cultivos centenarios con variedades de uvas tradicionales de las Islas junto con la introducción de modernos sistemas de conducción y técnicas de cultivo, permiten obtener una materia prima de mayor calidad y los mejores rendimientos en sus cosechas.