El melocotón es también conocido como durazno en México, Ecuador, Perú, Argentina o Paraguay, entre otros países de América Latina. Su temporada comprende los meses de mayo, junio, julio, agosto y septiembre.

Originarios de China, Irán y Afganistán, se extendieron por Occidente de la mano de los romanos.

Los melocotones se caracterizan por tener una piel aterciopelada, de carne amarilla y sabor dulce. Es un alimento rico en agua (86%), fibra, hidratos de carbono, vitaminas A, C, B1, B2, B6 y minerales.

Esta fruta destaca por sus altos contenidos en carotenos,convirtiéndose en un alimento muy beneficioso:

  • En la protección del cáncer de estómago
  • Como antioixidante
  • Para el cuidado de los ojos
  • Para hidratar la piel
Pero esto no es todo. El melocotón o durazno:
  • Facilita la digestión
  • Ayuda a adelgazar
  • Fortalece el sistema inmunológico
  • Previene la caspa
  • Mejora el funcionamiento del corazón
  • Favorece el fortalecimiento de los huesos

Sus aplicaciones en la cocina son muy variadas, se utilizan en la preparación de mermeladas, sorbetes, batidos, helados, o en almíbar.