Fue un lunes 3 de enero de 2000 cuando entré por primera vez en las antiguas oficinas de ASHOTEL en la calle 25 de julio. Por aquel entonces, tengo que reconocer, sabía poco de turismo y tampoco era consciente de que en ese momento empezaba una feliz etapa que duró diez años y que recuerdo con inmenso cariño. Bajo la dirección del entonces presidente, Pedro Luis Cobiella, a quien agradezco la confianza depositada en mí, ASHOTEL se consolidó con éxito en la cúspide de las asociaciones empresariales turísticas.

Fueron diez años muy intensos, en los cuales ASHOTEL se posicionó como una de las principales asociaciones turísticas nacionales y, sin lugar a dudas, de las más importantes dentro de la economía canaria. El grado de participación de la asociación en otras entidades como CEOE-Tenerife, Confederación Española de Hoteles CEHAT, Turismo de Tenerife, Patronato del Parque Nacional del Teide, EUROCAN, y en todos los foros donde estábamos presentes, fue también una máxima en esos años.

Resumir diez años de gestión en unas líneas es una tarea difícil, complicada y un poco injusta pues fueron muchos los proyectos acometidos y sería imposible nombrarlos todos. Uno de los logros más importantes fue, sin lugar a dudas, aglutinar la práctica totalidad de la oferta alojativa reglada, y conseguir la unidad empresarial en torno a la asociación.

Otro hito importante fue conseguir un acuerdo dentro de ASHOTEL para apoyar la llamada moratoria turística, que no estuvo exenta de numerosas reuniones a fin de consensuar una única postura como sector.

El apoyo económico a la promoción turística junto al Cabildo de Tenerife y los Ayuntamientos de Arona, Adeje, Puerto de la Cruz y Santa Cruz de Tenerife fue otro de los grandes hitos de los que nos sentimos orgullosos. En aquel momento era algo inusual. Y aún hoy en día se sigue reclamando esa misma filosofía por parte de las administraciones públicas.

La compra de la sede fue también un hecho relevante en la historia de la asociación. Lo mismo que la modernización de la gestión y de las instalaciones con el fin de poder dar el mejor servicio a la asociación. En este punto me gustaría hacer una mención especial a todo el equipo que tuve la suerte de dirigir; algunos siguen aún en la asociación y, otros, lamentablemente ya no están con nosotros. Los éxitos logrados fueron gracias al trabajo de esos buenos profesionales que, con mucha ilusión y esfuerzo, hacían, día a día, más grande a ASHOTEL.

En esos diez años tuve la oportunidad de trabajar con mucha gente, de establecimientos alojativos, de otras asociaciones, de los sindicatos, con las administraciones públicas, buscando siempre lo mejor para el sector. En diez años caben muchos buenos momentos, muchísimos, pero también algunos muy tristes.

Han pasado cuarenta años desde la creación de ASHOTEL por parte un pequeño grupo de empresarios visionarios de la importancia de la unidad para defender los intereses comunes. Con mucha ilusión, y después de una etapa en la gestión pública también ligada al turismo, he vuelto a la asociación ahora como asociado y miembro del consejo directivo, porque, al igual que los fundadores y todos los que los siguieron, yo también creo que el asociacionismo y la unidad empresarial son el mejor de los caminos en el viaje del turismo en el que ASHOTEL lleva ya 40 años.

¡ Feliz Aniversario!

Ricardo Fernández de La Puente fue Gerente de ASHOTEL del 2000 al 2010

Ricardo Fernández de La Puente

Ricardo Fernández de La Puente

Consejero Corporativo en Gowaii Corp.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, cuenta con una amplia experiencia en el sector turístico tanto en el ámbito privado como en la gestión pública desde el Gobierno de Canarias donde ha sido hasta la pasada Legislatura Viceconsejero de Turismo. Ha estado ligado en la última década a cargos institucionales empresariales como la CEOE- Tenerife, la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos CEHAT o el Consejo Económico y Social de Canarias.