En cada producto habrá un 5% menos de azúcar que en la actualidad

La multinacional se compromete a eliminar 18.000 toneladas de azúcar de sus productos en Europa en los próximos 3 años

Nestlé ha anunciado, en una sesión sobre obesidad infantil celebrada en la Cumbre de Malta, su compromiso de eliminar 18.000 toneladas de azúcar de los productos que vende en Europa hasta 2020. El resultado es que en ese año la gama europea de productos de la compañía tendrá, en promedio, un 5% menos de azúcar que en la actualidad.

Marco Settembri, vicepresidente ejecutivo de Nestlé y director de la Zona Europa, Oriente Medio y Norte de África, destacó la importancia de una nutrición saludable: “Cuando uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad es evidente que tenemos que esforzarnos en ofrecerles alternativas saludables y contribuir a promover estilos de vida saludables“.

Desde hace muchos años, Nestlé indica que viene invirtiendo en la fabricación de productos más saludables y sabrosos, eliminando azúcares, sal y grasas, y añadiendo otros nutrientes como cereales integrales. En los tres últimos años, por ejemplo, Nestlé ha eliminado 11.300 toneladas de azúcar de los productos que vende en Europa que no cumplían con los criterios nutricionales definidos por la propia compañía para cada uno de ellos. La empresa también anunció recientemente que ha encontrado una manera de modificar la estructura del azúcar, lo cual permitirá una significativa reducción de este ingrediente en sus chocolates, manteniendo su sabor.

Según Marco Settembri, el principal reto es estar atentos a la aceptación de los sabores por parte del consumidor: “Los productos de Nestlé son solo una pequeña parte de los productos alimenticios que encontramos en los puntos de venta. Si queremos contribuir a cambiar las preferencias del consumidor, necesitamos el compromiso de toda la industria, incluidos los productores de marcas propias“.

La Comisión Europea y los Estados miembro han acordado desarrollar planes de acción nacionales para reducir los azúcares añadidos en los productos alimenticios para finales de 2017. Varios países de la UE están ya implementando iniciativas locales, pero Nestlé pide una mayor coordinación por parte de la UE y avanzar hacia una directiva de nutrición de la UE. Esto “estimulará la innovación y promoverá un futuro más saludable para Europa“, según Marco Settembri.