La industria de refrescos ha reducido el azúcar el 23% en una década

España se sitúa, respecto a Europa, como país destacado en disminución de azúcares y calorías, según Anfabra

La industria de las bebidas refrescantes española ha reducido el 23% el azúcar puesto en el mercado desde 2005 hasta 2014, superando ya el objetivo fijado por la patronal europea, Unesda, que se ha marcado una disminución del 22% en el periodo 2000-2020.

La reducción conseguida ya en el conjunto de Europa es del 12%, lo que posiciona a España como un país destacado en el continente en cuanto a disminución de azúcares y calorías, informa la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra).

Esto ha sido posible en el marco de la Estrategia NAOS promovida por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), que ha alentado a las empresas a trabajar con las autoridades para adoptar acciones voluntarias con el objetivo común de revertir el incremento de la obesidad.

El compromiso de la industria europea responde, además, a las nuevas demandas de los consumidores, que prefieren alimentos y bebidas con menos azúcar. El sector de bebidas refrescantes europeo se convierte así en el primero en presentar un objetivo conjunto específico, acorde con las peticiones de la UE.

Según Josep Puxeu, director general de la Anfabra la industria de las bebidas refrescantes “está centrando sus esfuerzos en la innovación, la oferta variada de productos, la reducción de azúcar y la educación en hábitos saludables”.

A este respecto, la asociación recuerda que las bebidas refrescantes representan menos del 3% de las calorías de una dieta media y que el 66% de los productos nuevos lanzados al mercado son bajos en azúcar. Asimismo, señala que la disponibilidad de envases más pequeños de 330ml se ha incrementado un 150% desde 2006. Las bebidas sin o bajas en calorías ya representan más del 30% de las ventas totales en la UE.