Un destino líder se hace a base de hitos, aquellos acontecimientos singulares que realzan y refuerzan el esfuerzo de todo un sector. En la historia reciente del turismo en Canarias, pero particularmente en la de Tenerife, encontramos algunos de ellos que con el tiempo y mirando hacia atrás ponen en valor la apuesta por la excelencia de una decisión tomada en un momento.

Sin pretender ser exhaustivo, y seguramente dejándome algunos igual de importantes, en mi opinión uno de los primero grandes hitos de la historia reciente fue la construcción del aeropuerto Tenerife Sur. Esto permitió el despegue turístico y económico de toda la zona sur de la isla. Playa de las Américas, desarrollada por la familia Puig en la década de los años 60, como foco del crecimiento aporto nuevas posibilidades a la generación de empleo y riqueza de la que todavía hoy, afortunadamente, le debemos nuestro desarrollo reciente.

Pero también podríamos conceder la categoría de hito al Loro Parque, creado Wolfgang Kiessling, que abrió sus puertas en 1972, y hoy es referente reconocido mundialmente por sus proyectos de conservación animal y visita obligada para todo visitante. Mas recientemente el parque acuático Siam Park ha conseguido tambien en muy poco tiempo ser reconocido como el mejor parque acuático del mundo, algo a todas luces nada fácil o sencillo y que marcan esa diferencia que solo los hitos consiguen.

Pero también ha habido algunos hoteles que han marcado un antes y un después, y desde mi punto de vista este fue el Gran Hotel Bahía del Duque, que se inauguró en 1993 de la mano de la familia Zamorano. Este hotel supuso en su día una auténtica revolución por su concepto innovador, y que después de casi veinticinco años sigue siendo uno de los grandes hoteles en la liga de los mejores del mundo.

Ayer sábado 15 de octubre abría sus puertas en Tenerife y llegaban los primeros clientes en su “soft openning” la última incorporación a la industria turística de esta isla, el Hotel Hard Rock Tenerife, propiedad de la familia Matutes. El tiempo tendrá que decirlo, pero creo que estamos ante otro hito por muchos motivos. He tenido la suerte de conocer el proyecto casi desde sus orígenes hace cuatro o cinco años, y lo he seguido con interés pues es un claro ejemplo de renovación, reposicionamiento de producto, creación de producto y generación de nuevos atractivos para el destino. Todo un lujo para cualquier destino, y este caso para Tenerife. Ubicado en Playa Paraíso (Adeje), una zona por la que también apostaron otros grupos hoteleros hace años, traerá al entorno ese aire fresco y limpio que anima a invertir en mejorar y desarrollar nuevos proyectos, estoy seguro.

El Hotel Hard Rock Tenerife, ha pasado de ser un hotel de tres estrellas antiguo y obsoleto, en un complejo de cinco estrellas de última generación con una amplia oferta de servicios y ocio basados en el concepto de la marca Hard Rock, la música.

El concepto no es nuevo, en Ibiza donde se creó el primer hotel Hard Rock de Europa ha sido también un revulsivo para la zona de Playa d’en Bossa, por lo que la apuesta parece segura y contrastada.

Pero será el tiempo el que diga si estamos verdaderamente ante un nuevo hito turístico para Tenerife y Canarias. Una cosa es segura, la tan traída y nombrada renovación de un destino se hace con proyectos como este, pero también con muchos que vemos en los medios casi todos los meses y más que veremos próximamente.

Algo pasa …, algo está pasando con Tenerife y es muy bueno …

Ricardo Fernández de La Puente

Ricardo Fernández de La Puente

Consejero Corporativo en Gowaii Corp.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, cuenta con una amplia experiencia en el sector turístico tanto en el ámbito privado como en la gestión pública desde el Gobierno de Canarias donde ha sido hasta la pasada Legislatura Viceconsejero de Turismo. Ha estado ligado en la última década a cargos institucionales empresariales como la CEOE- Tenerife, la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos CEHAT o el Consejo Económico y Social de Canarias.