Hace poco leía en el foro Fortunata Club de Marketing, que promueve Turismo de Canarias, sobre las cinco fases del viaje según Google Adwords. Todos sabemos que esta gente de Google lo tienen todo muy pero que muy estudiado. Tanto que cada vez más es difícil navegar por internet de manera anónima. La personalización de la navegación por internet y el rastro que dejamos cuando navegamos hace que en nuestro navegador vaya apareciendo publicidad que “casualmente” coincide con las cosas que nos apetecen o nos gustan. Pero esto es otra historia para otro momento.

Volvamos a las cinco etapas “by Google Adwords”, según ellos, soñar con el viaje, planificación, contratación, experiencia y finalmente compartir.

Y es que al parecer el 50% de los viajeros hablan de sus expectativas de viaje en internet, en Facebook, Instagram o cualquier otra de las redes sociales que casi todos tenemos hoy en día. Soñar es gratis, y soñar con nuestras vacaciones parece algo natural que en algún momento comentamos a nuestros amigos en las redes. Esta sería la primera fase.

Desde luego la planificación es fundamental. El turista del siglo XXI está muy informado, sabe perfectamente lo que quiere y como lo quiere, además sabe dónde encontrarlo. Internet es la herramienta para el 85% de los turistas para conseguir la información sobre ese destino que anhelamos para nuestro próximo viaje. Segunda fase la planificación.

Una vez que tenemos todo, o casi todo claro, toca contratar. Ya sea en una de las muchas agencias de viajes que existen en nuestra geografía, o cada vez más directamente a través de internet, lo que si está claro es que comparamos precios. Son muchos los meta buscadores o directamente comparadores que nos dicen cuál es el mejor precio para este o aquel vuelo o alojamiento. Las agencias de viajes se han ido especializando y ya no despachan billetes como antaño, ahora con este cliente tan informado debe estar también muy al día de la oferta para poder seguir siendo competitivo. Los paquetes dinámicos son la otra posibilidad, me voy haciendo mi viaje a mi gusto y de manera directa. Lo importante es el poder elegir. Tercera fase la contratación.

Ya en el destino, seguimos necesitando información, que restaurantes tengo cerca, o donde puedo comprar esto o aquello. Al menos el 50% de los viajeros consumen información durante su viaje. Este porcentaje estoy seguro que irá creciendo a medida que el roaming para los dispositivos sea cada vez más asequible o proliferen los puntos de acceso wifi gratuitos. El turista del siglo XXI demanda estar conectado, y aunque parezca extraño aún no se entiende por parte una parte de nuestros empresarios, aunque afortunadamente esto esta cambiando rapidamente. Cuarta fase la experiencia

Finalmente, ya en casa de regreso, compartimos nuestros recuerdos, dejamos comentarios sobre los sitios que visitamos, donde comimos o donde dormimos. Según Google el 32% de los viajeros de negocios/trabajo publican fotos de los sitios donde han estado. Este porcentaje será más del doble seguramente para los viajeros de ocio. Quinta fase, y ultima, el compartir.

Yo estoy de acuerdo, más o menos, en esta segmentación pero desde mi punto de vista esta se puede resumir en tres. Pre-vacacion/Pre-viaje, vacación/viaje y post-vacacion/post-viaje.

Viene a ser más o menos lo mismo, quizás en mi visión simplificadora de las cosas en este tema y en otras, me hace verlo de esta manera. Yo opino que las vacaciones empiezan en el mismo instante en que tenemos la aspiración de hacerlo. Ya falte unos días, si es espontáneo o por impulso la toma de decisión, como más evidente si planificamos a un año vista. Muchas horas de ordenador viendo posibilidades, imaginándote en este o aquel lugar, donde alojarte, que ver, es la pre-vacación. Ya estas disfrutando con la simple ilusión de hacerlo y eso crea “good vibrations. Es la “pre-vacación”, y todo lo que ello conlleva hasta la toma final de la decisión, y el momento que hacemos el checking para coger el avión, barco o tren, o también porque no, salimos de nuestra casa con nuestro coche rumbo a ese destino soñado.

Durante las vacaciones haremos fotos, consultaremos en el hotel o apartamento con wifi o vía roaming e incluso subiremos fotos a nuestro Facebook o las compartiremos con nuestros grupos de WhatsApp.

Una vez en casa, después de disfrutar, porque las vacaciones son para eso, olvidarnos del día a día y los problemas que vienen solo, y solo disfrutar de los buenos momentos que debemos buscar nosotros, compartiremos con nuestros amigos y familiares todas nuestras experiencias. Compartiremos parte de nuestra vivencia con otros viajeros anónimos que podrían estar buscando algo igual o parecido a lo que nosotros hemos hecho en nuestras vacaciones.

Serán cinco o serán tres las fases de las vacaciones o de los viajes, pero lo que si está claro que lo importante es disfrutar.

Ricardo Fernández de La Puente

Ricardo Fernández de La Puente

Consejero Corporativo en Gowaii Corp.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, cuenta con una amplia experiencia en el sector turístico tanto en el ámbito privado como en la gestión pública desde el Gobierno de Canarias donde ha sido hasta la pasada Legislatura Viceconsejero de Turismo. Ha estado ligado en la última década a cargos institucionales empresariales como la CEOE- Tenerife, la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos CEHAT o el Consejo Económico y Social de Canarias.