“Nunc est bibendum” (ahora es el tiempo de beber).

Odas. Horacio, Quintus Horatius Flaccus, 19 a.C. aproximadamente.

Esta expresión, enunciado y emblema de la Cofradía del Vino, es una clara invitación a gozar del momento presente, máxime cuando el día de mañana es incierto.

La Cofradía del Vino de Tenerife nació en 1997 por iniciativa de un grupo de personas convencidas de la necesidad imperiosa de fomentar, promocionar y difundir la cultura del vino canario y lo que ello significa. Aunque en un principio la iniciativa fundacional fue de ámbito insular tinerfeño, se concluyó al poco tiempo que el patrimonio enológico del resto de las Islas de nuestro Archipiélago debía ser también fomentado, promocionado y difundido por igual. Es por ello que se solicitó el registro de una denominación que ampliara ese ámbito de actuación, pasándose desde ese momento a llamar Cofradía del Vino de Tenerife y Canarias.

Sus Cofrades son personas que se han distinguido por su labor en pro del vino de Canarias, bien sean provenientes del ámbito científico, cultural o técnico o pertenecientes a variados y dispares sectores de la sociedad vitivinícola: viticultores, enólogos, bodegueros o comerciales. Estando como está en permanente y constante apertura al mundo de la cultura, de la educación, del periodismo o de cualquier otra profesión que enriquezca el sector del vino, se puede afirmar con total rotundidad que la Cofradía contribuye decididamente a la difusión del conocimiento del vino de Canarias y a su revalorización cultural, social y económica.

La Cofradía del Vino exalta con orgullo y satisfacción la trayectoria de las Islas Canarias y su larga tradición vitivinícola, avalada por más de cinco siglos de historia, ya que el cultivo de la viña y la elaboración del vino en nuestro Archipiélago ha sido, es y será un factor determinante de nuestro paisaje, de nuestra cultura y de nuestra economía

No se puede obviar la importancia que esta Entidad tiene en la elaboración y promoción del vino canario, ya que al exaltar éste lo hace también el sentimiento de nuestra canariedad. Todos los cofrades aceptamos difundir las excelencias de los vinos de Canarias organizando, patrocinando y promoviendo sus peculiaridades a través de todos los medios a nuestro conocimiento, disposición y alcance: bien divulgando el consumo, siempre en moderación, de nuestro vino unido o no a nuestra gastronomía destacando sus valores culturales, colaborando de este modo y manera a la mejora de nuestros viñedos y por ende de nuestros vinos.

La Cofradía del Vino de Tenerife y Canarias es parte de la sociedad de unas Islas ricas en matices y aromas como nuestros vinos, que representan a nuestra gente y son un fiel reflejo de las tradiciones y costumbres de esta tierra, al evocar en la memoria los paisajes, texturas, olores y sabores de todas y cada una de nuestras siete islas.

¡Nunc est bibendum!

Alfonso López Torres

Alfonso López Torres

Hasta julio de 2015 fue Director General del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) en el Gobierno de Canarias. Articulista en numerosos medios de comunicación del Archipiélago, tanto digitales como escritos, siendo colaborador fijo de El Día y La Opinión de Tenerife y de diversos blogs, así como también participa y colabora en numerosos medios radiofónicos, en tertulias y espacios de opinión.